La última emisión de 'El Show de Renny' (Vídeo)

Prodavinci | A principios de 1974, la cadena venezolana de televisión fue comprada por el Estado venezolano. Al productor y conductor Renny Ottolina le ofrecieron el cargo como presidente de lo que luego llegaría a ser Venezolana de Televisión, pero él declinó la oferta. La causa, según sus biógrafos, estaba en que Ottolina pidió que su cargo tuviera independencia de las órdenes y los planes dictados desde el entonces llamado Ministerio de Información y Turismo, algo que le es negado y convierte al escritor Pedro Berroeta en el primer presidente de la planta ahora pública.

Hasta el año anterior a que la CVTV se convirtiera en una empresa estatal, Ottolina había roto importantes récords en sus programas de variedades e información. Incluso, en 1973 se convierte en el único entrevistador que tuvo en su programa a los candidatos presidenciales con opción a triunfo, incluyendo al ganador de la contienda Carlos Andrés Pérez. Incluso, hubo quienes sostuvieron que el triunfo de Pérez, candidato opositor, contra el copeyano Lorenzo Fernández fue en buena medida producto de las respuestas dadas en El Show de Renny.

La última emisión de este programa tuvo lugar el último día de 1973. Luego de que una reunión entre las cabezas de los canales de televisión RCTV, Venevisión y CVTV se eliminó la figura del productor independiente. Eso implicaba que las ganancias que los productores independientes obtenían por las pautas publicitarias pasarían a ser completamente para los canales. Ottolina no quiso pasar a formar parte de ninguna nómina, así que no le fue renovado su contrato. 

Ninguna otra planta televisiva se interesó en sus servicios, así que el 31 de diciembre de 1973 se transmitió la última emisión de El Show de Renny, llevándolo a una suerte de retiro forzado de la televisión. Las causas que alegó, en los primeros minutos de aquella última transmisión, eran desacuerdos económicos. El programa, por supuesto, fue polémico como la mayoría de los hitos en la carrera de Renny Ottolina, en especial por fragmentos como éste:

“Recuperar el nombre de Bolívar significa recuperar en gran parte la consciencia de qué significa ser venezolano. He dicho varias veces que de ninguna manera yo quiero sonar peyorativo hacia otras nacionalidades. Por favor, no lo vayan a interpretar de esa manera. Ni tampoco como chauvinista. Cuando yo he dicho veinte veces: la figura del Ché Guevara es hermosa porque es un romántico y es bella; cuando yo digo: Fidel Castro: es un tipo interesante. Logró una serie de cosas y con una personalidad extraordinaria; cuando yo digo: Allende, Allende es digno de estudio: un hombre que murió también por una causa, tuviera o no razón, algo de razón tenía desde que existió. ¿Y en qué se equivocó para aprender? Mao Tse-Tung, un hombre capaz de imponerse a 700 millones de personas. Perdónenme: hay que quitarse el sombrero. Cuando Marx, a pesar del tiempo transcurrido todavía tiene influencia por más que haya cambiado la estructura socioeconómica del mundo, es respetable y debe ser estudiado. Pero de eso a considerarlos los héroes de segmentos de la población de mi país hay una gran distancia. Considero que deben ser estudiados, pero no considerados como guías. Tenemos nuestros guías. Y aquí es donde yo decía: no lo digo en forma peyorativa, pero yo resiento que vaya a venir un señor argentino a decirme a mí como venezolano cómo es la cosa; o que venga un señor cubano a decirme a mí por dónde es el asunto, si nosotros tenemos suficiente materia gris y suficiente pasado histórico y suficiente fuerza como país para decirle a todos ellos juntos por dónde es el asunto”.

Algunos días después de esta transmisión, Renny Ottolina se fue del país. Vivió en Estados Unidos entre 1974 y 1976. En ese año regresó a Venezuela y se convirtió en una importante figura comunicacional contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, de quien en algún momento había sido partidario. Su programa radial matutino, Renny en su Radio, fue cancelado por presiones políticas. El resto es historia conocida. En 1977 decide capitalizar su carisma y fuerza de convocatoria y funda, junto a otros activistas de oposición, el MIN: Movimiento de Integridad Nacional, con miras a las elecciones de 1978.

Su tribuna comunicacional se había mudado a Radio Uno, manteniendo el mismo tono crítico y teniendo las mismas consecuencias: el programa fue cancelado. Entonces apareció en las ondas hertziana Venezuela despierta con Renny Ottolina, por Radio Aeropuerto. Por ese dial se transmitió el último programa grabado, precisamente el día de su muerte en un accidente aéreo. El 16 de marzo de 1978, yendo a una reunión de empresarios en la Isla de Margarita, la avioneta en la que viajaba junto a parte de su equipo de campaña se estrelló sin dejar sobrevivientes.

Si desea ver la última emisión de El Shoy de Renny de la cual se ha extraído el fragmento al comienzo de este post, puede darle play a continuación.