Roberto Gómez Bolaños un pequeño Shakespeare del humor blanco

México entero de luto. Uno de sus hijos prodigio falleció 28 de noviembre de 2014, a los 85 años. Roberto Gómez Bolaños, uno de los más grandes y entrañables cómicos de su historia y de América latina.
“El país entero llora y no encuentra consuelo por el fallecimiento del inolvidable "Chavo del Ocho"”
Y es que con el huérfano más famoso de la televisión y el resto de sus personajes, Chespirito logró conquistar no solo los corazones mexicanos sino los más remotos rincones de América latina.

Pero "El Chavo" no fue el único. "El Chapulín Colorado" fue otra de sus geniales creaciones y una por las cuales será recordado por generaciones. También, el "Dr. Chapatin", "Chaparrón Bonaparte" y "Chómpiras". Su nombre artístico, "Chespirito" vivirá por siempre en el corazón de mexicanos y latinos.

En 1969 Chespirito era ya un cotizado guionista, e incluso tenía un espacio en el canal 8 de televisión llamado "Los Supergenios de la Mesa Cuadrada", donde los personajes leían supuestas cartas enviadas por el público y contestaban con bromas y alusiones a la coyuntura del momento.

Chespirito, con un cartel de El Chavo de fondo
En ese programa, Gómez Bolaños era acompañado de Rubén Aguirre, Ramón Valdés y María Antonieta de las Nieves. Aunque era un espacio bien recibido por la audiencia, Chespirito decidió cancelarlo, y en su lugar presentó a un superhéroe vestido de rojo, con antenitas de vinil, trusa deportiva amarilla y un corazón en el pecho con las letras CH.

Para defenderse del enemigo utilizaba un martillo de plástico que soltaba un sonido agudo al golpear: el Chipote Chillón.

Originalmente el personaje se llamaría Chapulín Justiciero, pero luego el actor le bautizó con el nombre que lo hizo famoso: El Chapulín Colorado.

Aparte del superhéroe, en el programa aparecían otras escenas de comedia, como "Los Chifladitos", junto a Rubén Aguirre -"Lucas Tañeda"-, en el que Chespirito interpretaba al personaje Chaparrón Bonaparte.

Pero Aguirre fue contratado por el canal 2, y para llenar el hueco el guionista presentó el acto de un niño pobre que tenía un problema con el vendedor de globos de un parque.
La escena fue muy bien recibida por el público, y en poco tiempo rebasó la audiencia del programa original. Así nació, en 1971, El Chavo del Ocho al que se incorporaron Ramón Valdés, María Antonieta de las Nieves y el propio Rubén Aguirre.

Luego se sumaron otros: el reportero Carlos Villagrán, a quien Chespirito conoció en una fiesta; Edgar Vivar, médico de profesión, Angelines Fernández, actriz de reparto, y Florinda Meza, a quien el guionista encontró cuando interpretaba un monólogo en un set adaptado como vecindad.

Acompañado de un grupo de actores integrado por Carlos Villagrán, Ramón Valdés, Florinda Meza, Rubén Aguirre, Édgar Vivar, Angelines Fernández, Raúl Padilla, Horacio Gómez Bolaños y María Antonieta de las Nieves, sus programas tuvieron gran éxito no sólo en México sino en todo el mundo de habla hispana.

El programa tuvo un impacto enorme en México y América Latina, por donde el grupo viajaba con frecuencia.

Miles de personas los recibieron en cada visita, algo que no esperaban los actores. "La verdad nunca lo imaginamos, pasaron 10, 15 años, y decíamos 'uf, cómo ha durado'", recordó La Chilindrina.

"Pasaron 20 años y congregábamos tumultos dondequiera que íbamos y decíamos: esto es algo maravilloso. Pero pasaron 30 años y decíamos qué pasó, porque el programa se acabó a los 24 años de haberse grabado (por primera vez)".

Además de comediante, Chespirito se desempeñó como escritor, compositor de música y letra de canciones populares. Fue actor, director y productor.

Parte de su Vida

Bolaños nació el 21 de diciembre de 1929 en la Ciudad de México. Estudió ingeniería en la Universidad Nacional Autónoma de México, pero nunca se graduó. A lo largo de su vida se desempeñó como actor, comediante, escritor, dramaturgo, guionista, compositor, director y productor de televisión.

Antes de convertirse en actor, fue boxeador principiante y también estudió ingeniería en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero nunca ejerció.

Su nombre artístico es una forma castellanizada del apellido de uno de los más grandes dramaturgos de todos los tiempos: Shakespeare. El apodo se lo puso el director de cine Agustín P. Delgado, quién consideraba a Roberto Gómez Bolaños un pequeño Shakespeare, debido a su corta estatura física (1.60 metros/62.99 pulgadas).

Gómez Bolaños inició su carrera como creativo publicitario, lo que lo conectó con la radio y la televisión, donde fue durante la década de 1950, un muy activo guionista.

También hizo varios guiones de películas para el dúo de comediantes Viruta y Capulina, y se inició fugazmente como actor con ellos en "Dos criados malcriados".

Entre 1960 y 1965, dos programas se disputaban el primero y el segundo lugar de audiencia en la televisión mexicana, "Estudio de Pedro Vargas" y "Cómicos y Canciones", ambos escritos por el comediante.

Protagonizó varias películas

En 1968, fue contratado por la televisora TIM para un espacio de media hora cada sábado por la tarde. Así nacieron series como: "Los Supergenios de la Mesa Cuadrada" y "El Ciudadano Gómez".

Dos años más tarde, el programa duraba una hora y se emitía los lunes por la noche, en horario estelar. La serie se renombró como "Chespirito", donde se incluían diferentes sketches, entre ellos, "El Chapulín Colorado" y un año después el "Chavo del Ocho".

Ambos personajes tuvieron tal arraigo en el público, que la televisora decidió darles su propio programa una vez por semana.

Para 1973, ambos programas se transmitían en casi toda América latina y en otros países, ya sea con su audio original o con doblajes a otros muchos idiomas.

Además de haber obtenido todos los éxitos televisivos, Chespirito también protagonizó películas mexicanas como Charrito, Don Ratón y don Ratero, Música de viento, El Chanfle y El Chanfle 2.

Buenas Noches Vencidad
Chespirito cayó en cuenta que tenía una semana sin cigarrillos, y que realmente no los necesitaba. En ese momento dejó el hábito.

Pero tal vez su decisión fue tardía. Durante décadas, desde que era joven, había fumado más de una cajetilla por día. Y en la madurez el hábito le ajustó cuentas.

Chespirito enfermó de diabetes y luego padeció problemas respiratorios que lo obligaron a mudarse a la playa en Cancún, donde permaneció los últimos años de su vida y donde falleció este viernes.

En 2012, cuando se realizó uno de sus últimos homenajes, Roberto Gómez Bolaños tuvo que ser atendido en una ambulancia, porque la emoción le causó problemas para respirar.

Pero en su retiro nunca dejó de escribir. Su hijo Roberto Gómez Fernández dijo que su padre dedicó sus últimos días a un texto del que sólo él conocía el contenido. "Ya lo verán", dijo.

El 5 de abril escribió en su cuenta de Twitter: "¡Gracias a todos, lo que me escriben cada día, es hermososisisisisisisisisísimo! Lo amo, Chespirito".

Le rindieron homenaje en vida

A partir de 1992, representó en teatro durante varios años la obra "11 y 12", con la cual logró más de 28 mil funciones.

En el año 2000, la empresa Televisa le rindió un homenaje titulado "¡No contaban con mi astucia!", conmemorando los 30 años de aniversario del programa El Chavo del Ocho.

El 28 de mayo del 2011, Chespirito abrió su cuenta en Twitter (@ChespiritoRGB) llegando a alcanzar en menos de un día más de 170 mil seguidores. Hoy tiene más de 5.7 millones de seguidores.

Desde los primeros días del mes de octubre, en redes sociales había cobrado fuerza el rumor de la supuesta muerte de Roberto Gómez Bolaños, sin embargo el mismo actor respondió a esos trascendidos con el humor que lo caracterizaba.
El 29 de febrero del 2012 diecisiete países del continente americano se unieron para celebrar los 40 años de carrera artística de uno de los más importantes comediantes de habla hispana, Roberto Gómez Bolaños

El homenaje se realizó en el Auditorio Nacional de México con la presencia de casi diez mil personas donde destacaron las participaciones de Juan Gabriel, Marco Antonio Solis, Thalía, los jugadores del equipo América, Don Francisco y la conductora peruana Gisela Valcárcel

En años recientes abrió su cuenta en Twitter con un mensaje a través de su cuenta, en la cual alcanzó un millón de seguidores en menos de dos meses.

En Su Vida Personal

En el plano personal, el actor contrajo matrimonio en dos ocasiones. La primera, en 1968 con Graciela Fernández, con quien tuvo sus seis hijos: Roberto, Graciela, Marcela, Paulina, Teresa y Cecilia. Su segundo matrimonio fue con la actriz Florinda Meza, compañera de reparto de toda la vida, en el año 2004.

Su Partida

Chespirito fallecio a los 85 años su residencia en el balneario mexicano de Cancún, confirmaban fuentes familiares. "Chespirito murió a las 13.15 hora local (19.15 GMT) rodeado por su familia en su casa, localizada en la zona residencial Isla Dorada, en la parte hotelera de Cancún."


“Yo que iba tan tranquilo acercándome al final de mi vida terrenal, de pronto dudo y vacilo. ¿Es verdad que no hay asilo para el alma? ¿Que morir es dejar de existir? ¿Es decir que la existencia no tiene la trascendencia que me dejaron intuir? ¡No, eso no por favor! Yo, con mi libre albedrío, me atrevo a decir, Dios mío, que debe haber un error. Y perdóname Señor si con eso te incomodó. Sin embargo, de algún modo, te lo tengo que decir. No me vayas a salir con que aquí se acaba todo”, solía recitar Gómez Bolaños.
Estas líneas son pocas para describir muchos más logros del hombre que deja a varias generaciones un legado de humor, humildad y lecciones de vida a través de frases que se han fundido en las raíces de la sociedad.

“Gracias por hacerme feliz, gracias por creer en nosotros los niños”, le dijo una de las mujeres que creció con las historias del Chavo, y con la cual todo el mundo crecio tambien.