La irritabilidad y el Movimiento en las Plantas

La irritabilidad en los seres vivos, se refiere a una excesiva respuesta a un estímulo, que puede tomar varias formas. Siendo la capacidad de un organismo o de una parte del mismo para identificar un cambio negativo en el medio ambiente y poder reaccionar. Tiene un efecto patológico o fisiológico.

Relativamente se le puede considerar como un mecanismo de defensa y protección, para adaptarse a las condiciones cambiantes del medio. En ocasiones esta capacidad se torna patológica, o contraria a su intención inicial, incluso dañando al organismo.

Receptores sensoriales

Los receptores sensoriales son terminaciones nerviosas especializadas, ubicadas en los órganos sensoriales (como la lengua, piel, nariz, ojos, oído, etc.).

Son los encargados de recibir el estímulo para llevar la información sensorial para producir una respuesta ya sea interna o externa Hay cinco tipos mayores de receptores sensoriales en el cuerpo humano:

- Mecanoreceptores: que detectan la deformación mecánica, sujetas a cambios de energía mecánica que provocan aceleración o diferencia del organismo en estudio; miden la comprensión o el estiramiento mecánico del receptor o de tejidos contiguos al receptor.
- Termoreceptores: que detectan los cambios de temperatura, como en el frío y otros el calor.
- Fotoreceptores: que detectan la retina los cambios en la energía electromagnética, o sea la luz sobre la retina del ojo.

- Nociceptores: que detectan el daño tisular, es decir, el dolor. Detectan cambios a nivel químico, térmico y mecánico, asociado con daño celular, localizados en la piel, articulaciones, músculos y vísceras. No son adaptables.
- Quimioreceptores: detecta la concentración de sustancias químicas, como el gusto en la boca, el olor en la nariz, la cantidad de oxígeno en la sangre arterial, la osmolaridad de los líquidos corporales, la concentración de dióxido de carbono y quizá otros factores que forman parte de la composición química del cuerpo.

La mayoría de los receptores sensoriales experimentan el fenómeno de adaptación cuando reciben continuamente en forma prolongada un estímulo apropiado, resultando en una disminución progresiva de la frecuencia de disparo en la parte del receptor estimulada. 

En algunos tipos de receptores (receptores fásicos) la frecuencia de disparo se detiene completamente; y en otros (receptores tónicos) la frecuencia cae a un nivel de mantenimiento.

¿Que es el Movimiento?

En mecánica el movimiento es un fenómeno físico que se define como todo cambio de posición que experimentan los cuerpos de un sistema, o conjunto, en el espacio con respecto a ellos mismos o con arreglo a otro cuerpo que sirve de referencia. Todo cuerpo en movimiento describe una trayectoria.

Movimiento en las Plantas

Las plantas pueden reaccionar frente a determinados estímulos externos mediante movimientos que afectan a algunas de sus partes. A este tipo de movimientos relacionados con el crecimiento en determinada dirección, como respuesta a un estímulo externo, los denominamos tropismos.
Estos movimientos son lentos e irreversibles. Pueden ser de acercamiento o de alejamiento al estímulo. Si la respuesta es de acercamiento la denominamos tropismo positivo y si es de alejamiento, la llamamos tropismo negativo. Todos estos movimientos están controlados por la acción de sustancias químicas llamadas hormonas vegetales.

- Fototropismo: Es la respuesta de un órgano vegetal a una variación en la intensidad de la luz. La planta se curva hacia la luz.
- Hidrotropismo: Es la respuesta de un órgano vegetal a un estímulo provocado por la presencia de agua. Se produce generalmente en la raíz.
- Tigmotropismo: Es la respuesta de un órgano vegetal a un estímulo táctil provocado por la presencia de un cuerpo que pueda servir como soporte para el crecimiento.
- Quimiotropismo: Es la respuesta de un órgano vegetal a la presencia de sustancias químicas.
- Geotropismo o gravitropismo: Es la respuesta de un órgano vegetal a estímulos de tipo gravitatorio.