¿Por qué las patatas fritas de la casa no saben igual que las de McDonald's?

¿Cómo hace McDonald's sus patatas fritas? ¿Qué ingredientes llevan para que nunca consigamos que en casa nos salgan igual? ¿Serán patatas auténticas? Estas y otras preguntas son las que se han planteado los clientes de la popular cadena de comida rápida en más de una ocasión.


Al igual que hizo con sus hamburguesas y los nuggets de pollo, McDonald's sigue lavando su imagen y esta vez lo ha hecho desvelando cómo elabora las patatas fritas.

El popular presentador Grant Imahara ha sido el encargado de protagonizar un vídeo que la cadena de comida rápida colgo en su canal de Youtube.

En él explica cómo hacen las patatas tras visitar una de las plantas que abastecen a los McDonald's en Estados Unidos. ¿Y por qué en casa no nos salen igual? Porque, entre otros ingredientes, su proceso de fritura es muy diferente.

Primero, debes saber que sí comes auténticas patatas fritas. Grant Imahara se ha ido hasta el campo para conocer el primer paso de esta cadena. Lo que las hace diferentes es que, a lo largo del proceso, se les añade hasta 19 ingredientes diferentes. Se trata de una serie de productos químicos con varias funciones: añadir sabor, conservantes para que no pierdan su color, un agente antiespumante para que el aceite no salpique, etc.

También llevan dextrosa y pirofosfato ácido de sodio para que el color y la forma de la patata se conserven intactas tras ser congeladas. Además, en cada planta de McDonald's se fríen parcialmente para después congelarlas, envasarlas y enviarlas a cada restaurante.

¿Y cómo cortan tanta patata? Los tubérculos son empujados con un chorro de aire a través de un tubo y son lanzados hacia unas cuchillas que atraviesan a unos cien kilómetros por hora.