Oso Frontino: Especie Venezolana en peligro de extinción

Este plantígrado, cuyo nombre científico es tremactros ornatus, se conoce en Venezuela como el oso frontino debido a la mancha blanca que generalmente bordea el área de los ojos y el hocico. Es la única especie de oso que habita en este país y se le puede encontrar en los alrededores de Barquisimeto en el Parque Nacional Terepaima, y por debajo de los 800 metros sobre el nivel del mar a lo largo de la Cordillera de Los Andes.

Este ejemplar de la fauna animal criolla puede alcanzar más de 1,5 metros de altura y pesar 140 kilos, siendo la hembra un poco más pequeña que el macho. Su pelaje es por lo general negro, pero se puede encontrar individuos con tonalidades más castañas. Aunque las manchas blancas en el área del rostro y el pecho es una característica común, se han encontrado osos completamente negros.

Se alimenta casi exclusivamente de vegetales que encuentra en su hábitat, es decir, en las selvas nubladas y tropicales húmedas donde predominan los grandes árboles cubiertos de musgos, bromelias, orquídeas, palmas y helechos.

Entre sus hábitos más resaltantes destaca su habilidad para trepar árboles ya sea para alimentarse, dormir o huir de sus enemigos. Además, descansa en plataformas que se asemejan a nidos, que él mismo construye con ramas y hojas. Es un ermitaño solitario que se junta con su especie durante el período de celo hasta que se acerca el parto, que es cuando la hembra aleja al macho para preservar la seguridad del osezno. Una hembra puede parir hasta tres oseznos por nacimiento.

Como ocurre en la mayoría de los casos de las especies en peligro de extinción, el principal enemigo de este oso es el hombre, quien lo ha cazado de forma indiscriminada y ha deteriorado su hábitat. En las montañas de Lara y Portuguesa, los bosques son interrumpidos por cultivos de café y tubérculos, y si el oso se aventura por esos predios es probable que sea fácil pieza de caza.

Según información del Ministerios de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) actualmente no deben quedar más de 2.000 osos en el páramo venezolano. Aunque no existe ningún programa oficial de salvamento, organizaciones no gubernamentales están trabajando en proyectos educativos dirigidos a la población andina para detener su cacería. Además de los programas de educación ambiental promovidos por instituciones como Provita, en Venezuela, y Fapas (Fondo para la Protección de los Animales Salvajes) en España, existen programas de reproducción y cría en cautiverio de esta especie en algunos zoológicos del país.
El Zoológico "Las Delicias" ubicado en Maracay, Estado Aragua fue el primero en exhibir un oso frontino en tiempos del dictador Juan Vicente Gómez, quien tenía una colección de animales en este lugar.

El segundo lugar fue el Parque Zoológico Botánico Bararida en Barquisimeto, estado Lara. Este parque se distingue por tener mayor experiencia en la cría de esta especie en cautiverio, aunque aún no ha logrado la reproducción en sus instalaciones. Actualmente, el parque posee dos machos y dos hembras.

Otro parque que tiene esta especie en cautiverio es el Gustavo Rivera ubicado en Punta Cardón, estado Falcón, siendo el único parque zoológico venezolano que ha logrado reproducir osos frontinos. Para el año 2000 este parque ostentaba el récord de cuatro partos, de los cuales sólo dos habían sido exitosos. El primer parto se llevó a cabo en octubre de 1995 cuando la osa tuvo una hembra bautizada Paraguaná. Dos años después esta misma osa parió unos gemelos a los que llamaron "Coro" y "Chiquinquirá".

La importancia para las organizaciones vinculadas a la conservación del mundo animal de tener estas especies en cautiverio, es que les permite tener más conocimientos sobre su modo de vida; pero sin duda lo más relevante debe ser preservar su medio ambiente para conseguir su supervivencia.

Tips:

Frontino quiere decir "con mancha en la frente" y viene a referir la principal característica descriptiva de esta especie. También se conoce como: oso andino, salvaje, oso de anteojos, oso negro, oso real, oso gargantillo, ucumari.