Disney y Pixar: Unidos desde el principio


Visto En: Disney Classic | Ninguna otra unión de empresas dio tantas alegrías como la fusión del trabajo de los estudios Pixar y Disney. No solo a los niños que disfrutan de las producciones de animación como Toy Story, Buscando a Nemo y Cars, sino también a cientos de personas que confiaron en el talento y la visión de un grupo de personas que con su trabajo cambiaron para siempre la forma de animar dibujos y crearon personajes que ya están en el corazón de todos.
La historia de la creación de Pixar entrelaza los sueños de jóvenes dibujantes, ingenieros y científicos de diferentes áreas que, a pesar de las limitaciones técnicas y económicas, estaban convencidos de que a través del trabajo y la experiencia conseguirían revolucionar la manera de hacer dibujos animados.

La unión definitiva de los talentos de Disney y Pixar recién se oficializó el 24 de enero de 2006, pero el trabajo en conjunto ya había comenzado en 1990 cuando directivos de ambas compañías analizaban la posibilidad de trabajar juntos —que sucedió en 1991, cuando hicieron público un acuerdo para la producción y distribución de una película animada digitalmente.
Pero, a decir verdad, en realidad esa tampoco fue la primera vez que la historia de Pixar y Disney se cruzaban, eso pasó mucho tiempo antes, cuando el entonces adolescente John Lasseter —uno de los tres socios fundadores de Pixar— descubrió que en las películas de Disney trabajaban personas a las que les pagaban por dibujar. No dudó un instante, tomó como guía el libro El arte de la animación de Walt Disney y buscó de todas las maneras posibles una oportunidad para trabajar en Disney.

Consiguió su primer trabajo en Magic Kingdom y una vez que comenzó la universidad, con apenas 20 años, logró un puesto entre los dibujantes de los estudios Disney. Allí no tardó en mostrar su talento e ingenio. Lasseter tenía ideas realmente revolucionarias para la animación, así lo cuenta él mismo en una película documental sobre Pixar, “eran tiempos —1979— en los que los artistas le tenían terror a las computadoras, creían que les iba a robar el trabajo”.

¿Cómo empieza la historia de Pixar?

George Lucas de Lucas Film (el creador de Star Wars) convoca al ingeniero del The New York Institute of Technology, Ed Catmull, para formar parte del innovador equipo para el desarrollo de arte digital. “Fueron años en los que nos quedábamos hasta cualquier hora trabajando en la computadora y haciendo gráficos.” cuenta Catmull.

En 1983, Lucas decide crear una división de animación computarizada y la llaman Pixar. El joven animador John Lasseter comienza a hacer sus primeros trabajos y un año más tarde lo contratan a tiempo completo para trabajar en el corto Las aventuras de André y Wally B., que más tarde se convertiría en el primer corto de animación computada. Sorprenden al mundo del cine y la tecnología, nadie entendía como lo habían hecho.

A pesar de ese primer gran paso en la historia de la animación, George Lucas llega al límite de sus posibilidades para financiar el proyecto de animación computada. En 1985 Pixar y todo el esfuerzo del equipo queda al borde de la desaparición.

Cuando todo indicaba que cada uno seguiría por su cuenta, el nuevo multimillonario Steve Jobs (el creador de la empresa tecnológica Apple) aparece en escena. Se pone de acuerdo con Lucas y paga 5 millones para quedarse con la división. No pierde el tiempo y pone a disposición de la sociedad otros 5 millones más para producir un corto animado nuevo.

Camino a Disney

Con el ingreso de Jobs, Pixar deja de ser una empresa de hardware y software para animación y en poco tiempo se transforma en el desarrollador más innovador de arte computarizado digital del momento. Los estudios Disney siguen de cerca la evolución de Pixar y pronto se convierten en uno de sus principales clientes.

En julio de 1987, el corto Red’s dream sorpende a todos. Inmediatamente, en marzo de 1988, Tin Toy es el primer corto animado que recibe un premio Oscar. El gran público queda encantado, ahora todos hablan de las maravillas que se pueden hacer con los dibujos animados digitalmente. En 1991, Disney anuncia que trabajará conjuntamente en un proyecto con Pixar.

Después de idas y vueltas de producción, en 1995 estrenan el primer largometraje: Toy Story. En pocas semanas rompe todos los récords de taquillas. Termina el año siendo la película más vista a nivel mundial y pasa a formar parte de la lista de clásicos de todos los tiempos.

El éxito de Toy Story lleva a Pixar hasta Wall Street. En pocos días recaudan más de 130 millones de dólares, la operación financiera más importante del año.

En la edición de los premios Oscar de 1996, John Lasseter es premiado por la dirección de Toy Story y Ed Catmull junto a su equipo de ingenieros se llevan el premio a las ciencias y a la ingeniería por la invención y composición de imágenes digitales.

Durante 1997 Disney anuncia un acuerdo por 5 películas más para los próximos 10 años. Tantos anuncios no provocan vértigo en Pixar, en 1998 vuelven a dar otro golpe de taquilla, el mundo se asombra con la originalidad de Bichos.

Antes de terminar el siglo XX Pixar, y Disney vuelven a sorprender al público con Toy Story 2.

Al poco tiempo, en el 2001, Monsters Inc. se convierte en la favorita de niños y adultos. En 2003 presentan otro film para el recuerdo: Buscando a Nemo. Al año siguiente, la historia se lleva todos los premios y se convierte en el DVD más vendido de la historia. Ese mismo 2004 estrenan Los Increíbles.

Finalmente llega el año de la unión. En 2006, Disney informa la compra de Pixar por 7.500 millones de dólares, lo que convirtió al legendario Steve, al dibujante y director John Lasseter y al genial Ed Catmull en los socios perfectos para terminar de transformar a Pixar en la más importante productora de películas de animación del mundo.

Disney Pixar: Primero es con lapiz

Visto En: Disney Classic | Las películas de Disney Pixar son mundialmente célebres, en igual medida, por el encanto de sus historias y por el nivel de su animación computarizada. Sin embargo, mucho antes de adquirir “cuerpo” en sofisticados programas de diseño 3D y animación, los personajes de las películas Pixar y los ambientes y decorados en los que se desenvolverán nacen y comienzan a cobrar vida en sencillos dibujos hechos a mano; lo que en cine se llama arte conceptual

En otras palabras, primero es con lápiz. Muy pocos tienen la oportunidad de ver estas piezas creativas, el verdadero origen de lo que varios meses más tarde se verá en la gran pantalla, animado y con la voz de actores famosos. 

Aquí te mostramos una selección de interesantes bocetos de arte conceptual que te harán recordar las mejores películas de Disney Pixar.
Bichos (1998)
Cars 2 (2011)
Los Increíbles (2004)
Monsters Inc. (2001)
Monsters University (2013)
Toy Story (1995)
Toy Story 3 (2010)
Un Gran Dinosaurio (2015)
Valiente (2012)
Wall-E (2008)

11 Curiosidades de los diseño de Pixar en ciertas películas
Visto En: Disney Classic | Una de las cosas que los animadores de Pixar hacen mejor (aparte de hacernos experimentar todos los sentimientos posibles) es poner un gran nivel de detalle en sus películas. Podemos ver Toy Story o Ratatouille una y otra vez y seguir encontrando cosas nuevas que nunca habíamos visto antes. Ya sea de las tierras altas de Escocia o del mundo de los monstruos, los animadores de Pixar se aseguran de que los elementos del arte para cada película sean tan únicos como los personajes y sus historias. Por eso que destacamos estos hechos asombrosos sobre el diseño en las películas de Pixar, ya sea el vestuario, el cabello o el diseño.