Simón Díaz: El eterno Tío Simon


Fue un 8 de agosto de 1928 cuando el "Tío Simón" vino al mundo. El escenario: Barbacoas, un pueblito al sur del Estado Aragua. Los artífices: Doña María y el maestro Juan.

Desde el momento en que su padre falleció, el “Tío Simón”, como se conoce a este cantautor debido al programa “Contesta por Tío Simón” que se transmitió por más de 10 años en la televisión venezolana, asumió la batuta de la familia trabajando junto a su mamá y sus siete hermanos.

Decidió erradicarse en San Juan de Los Morros, localidad a la que llamó “su terruño” y allí descubrió cómo el corazón le comenzaba a palpitar por la emoción de sentir a la música correr por sus venas.

Fue becerrero, muchacho de mandado de casa de familia, repartidor de una bodega, vendedor de chucherías, y poco a poco fue demostrando su inclinación por la música al ser atrilero y acomodador de micrófonos y cornetas de una orquesta de baile, donde más adelante llegó a ser cantante de boleros.

Cuando tenía 20 años se mudó a Caracas buscando expandir sus conocimientos musicales. Se inscribió en la Escuela Superior de Música y, bajo la dirección del maestro Vicente Emilio Sojo, adquirió importantes conocimientos que le sirvieron para realizar sus composiciones de la tonada del llano venezolano, con un aire musical de características únicas a la que se dedicó enteramente para difundirla, estudiarla y componerla hasta constituirla en un auténtico género musical.

Historia de melodías

Es ya común decir que “Caballo Viejo” es una de las canciones venezolanas más famosas en el mundo entero, tiene 350 versiones, ha sido traducida a 12 idiomas, y entonada por vocalistas de renombre mundial como Plácido Domingo, Ray Coniff, Julio Iglesias, Celia Cruz, Rubén Blades, Gilberto Santa Rosa, Tania Libertad, Oscar De León, Richard Clayderman, Gipsy Kings, Juanes, entre otros.


Simón Díaz grabó su primer disco en el año 1963, y desde entonces ha hecho más de 70 volúmenes a lo largo de su carrera como cantante y compositor. En la memoria colectiva de criollos e importados se escuchan consecuentemente sus emblemáticas melodías. “Luna de Margarita”, “La Vaca Mariposa”, “Tonada de Luna Llena”, “Mi Querencia” y “Caballo Viejo” son sólo algunos de los temas que surgieron de la inspiración de este poeta para deleitar a más de uno con sus versos y sus prosas románticas y despechadas.

Artistas de la talla de Mercedes Sosa, Joan Manuel Serrat, Danny Rivera, Ednita Nazario, Cheo Feliciano y Franco De Vita, así como destacados directores y compositores de la música académica han logrado que las tonadas de Simón Díaz adquieran el carácter universal de un nuevo género musical
Sin embargo, expertos de otra índole se han persuadido por el trabajo de Simón Díaz, como es el caso de la reconocida coreógrafa alemana Pina Bausch, quien incluyó algunas de sus melodías para musicalizar su obra "Nur Du"; no menos importante, el reconocido director de cine Pedro Almodóvar también incluyó en la banda sonora de su película "La Flor de mi Secreto", la canción que lleva por nombre "Tonada de Luna Llena”.

Simón Díaz se proyectó en los años 60 como uno de los grandes humoristas de Venezuela y símbolo más importante de las expresiones de folklore y cultura popular que gracias a sus carismáticas rimas alcanzó espacios importantes en el teatro, el cine, la radio y la televisión venezolana.

En sus casi 60 años de vida artística ha sido actor principal de 3 obras de teatro y 5 largometrajes, productor y conductor de 12 diferentes programas de televisión diseñados para promover la música venezolana, y mantuvo la conducción de un programa de radio por 25 años también dedicado al folklore y la música venezolana.

Entre versos y prosas
Simón Díaz ha recibido en cuatro ocasiones el doctorado Honoris Causa, de parte de la Universidad de los Andes (ULA) y fue distinguido con la más alta condecoración que otorga el Estado venezolano como lo es la "Orden del Libertador en su Orden de Gran Cordón", constituyéndose en el único artista nacional al que se le ha impuesto una distinción de tal categoría.

Ha representado a Venezuela en Francia, Inglaterra, España, Polonia, Hungría, Irak, Estados Unidos, México, Panamá, Puerto Rico, Ecuador, Chile, Brasil, Cuba y Colombia; es el único cantautor en haber llevado música folklórica venezolana al Carnegie Hall de Nueva York, y ha compartido escenario con artistas como Mario Moreno "Cantinflas", Lucho Gatica, Marco Antonio Muñíz, Atahualpa Yupanqui, entre otros.

Más que arpa, cuatro y maracas

Muchas de las canciones de Simón Díaz están inspiradas en las vivencias del llano, el paisaje, la flora y la fauna, acompañado de sus inseparables arpa, cuatro y maracas, que dan el ritmo llanero y peculiar de sus composiciones.

En el 2001, lanzó al mercado un álbum de boleros titulado “Amorosamente” en el que recordó canciones que cantó en sus inicios de bolerista. Aunque Simón Díaz es un icono del folklore venezolano y referencia obligada cuando se habla de música popular no sólo en América Latina sino en el resto del mundo, se permitió experimentar dos años más tarde con Latin World, cuando luego de un esfuerzo común se logró realizar "Gracias Simón", un tributo latinoamericano a esta figura de la música y la identidad venezolana.

Casi al mismo tiempo, surgió "Simón Díaz Tangos", un trabajo discográfico en el que a través de la voz de este intérprete se logra homenajear a Carlos Gardel, quien fue fuente de inspiración para algunas letras de sus canciones.
Para este maestro, vale más que cualquier cosa la cercanía entre los seres queridos y la sonrisa de los niños. Durante más de 50 años, su esposa Betty de Díaz fue su pilar fundamental, su compañera de vida y de giras, su gran amiga y confidente, por ello gracias a las enseñanzas que le ha dado la vida, en cada presentación el “Tío Simón” desgarra su alma para emocionar no sólo a su fiel compañera sino a todo el que se deje llevar al ritmo de su dulces versos.

“Soy hermano de los hombres, soy hermano de las madres, a quienes amo, y es por eso que soy el tío del pueblo venezolano” Simón Díaz.

¿Sabías qué?

• Simón Díaz, nació a las 8 de la mañana del día 8 del mes 8 del año 1928; es uno de los 8 hijos del maestro Juan y Doña María, razón por la cual se dice que está marcado con el número 8.
• La canción Caballo Viejo ha sido versionada 350 veces y traducida a 12 idiomas.

Discografía
Tonadas1975
Tonadas Vol. 21976
Caballo Viejo1980
Un Buen Venezolano1989
Sus Grandes Éxitos1989
El Cuatro y El Interés1992
Cuenta y Canta Vol.11994
Cuenta y Canta Vol.21994
Muy Venezolano Vol.11995
Muy Venezolano Vol.21995
Muy Venezolano Vol.31997
Caracha Negro1997
Muy Venezolano Vol.41999
32 Grandes Éxitos1998
Amorosamente2000
Muy Venezolano Vol.52000
Tangos2002
Gracias Simón2002
Muy Venezolano Vol.62002
Tonadas2003
La Historia2003
Simón Díaz y La Rondalla Venezolana2003
Frente a frente2004
Colección Los Número 1
Véase otros AQUI
2004



El emotivo homenaje de la Orquesta Simón Bolívar a Tío Simón
Simón Díaz, aún después años de su fallecimiento como el tío de todos los venezolanos, incluso en el ámbito internacional es referencia musical. La Orquesta Sinfónica Simón Bolívar junto a Gustavo Dudamel rindieron un emotivo homenaje al compositor, quien falleció el pasado 19 de febrero de 2014. El escenario fue el imponente teatro Teresa Carreño.

Cuando Tío Simón recibió el Grammy
Un Grammy Latino honorífico no es cosa de todos los días; que lo digan los grandes cantautores de nuestro tiempo. Y que ese galardón sea entregado en vida, es más infrecuente aún. Pero un venezolano, uno de esos grandes venezolanos llamado Simón Díaz, llegó el 12 de noviembre de 2008 a la alfombra roja del Hobby Center for the Performing Artsy, con la sencillez de su liqui-liqui y sus 80 años a cuestas, recibió la merecida condecoración. Pero no le bastó con eso y aprovechó la oportunidad para deslumbrar a cuanto compositor, intérprete o empresario se encontraba en el lugar.

Sin embargo, la senda que debió transitar para recibir esta distinción no fue nada sencilla, si bien los esfuerzos de sus más de 50 años de vida artística nunca estuvieron dirigidos a obtener la preciada estatuilla. Es por eso que este premio es producto de un trabajo en equipo que, además, puso al trasluz la vigencia del Tío Simón en las nuevas generaciones y, por supuesto, en las ya centenarias.
Así, los esfuerzos de su nueva y ventiúnica manager, Bettsimar Díaz, quien desde hace años no ha parado de difundir la obra de su padre en el exterior, se unieron a los de un grupo de Facebook denominado Venezolanos en Hollywood, que impulsó la nominación del autor de “Caballo viejo” ante la Academia Latina de la Grabación en Norte América.

Los casi 53.600 miembros de la comunidad virtual no sólo contaron con el respaldo de la familia Díaz, sino también de numerosas personalidades del ámbito cultural continental como Joan Manuel Serrat, José Antonio Abreu, Oscar D’León, Jorge Drexler, Fito Páez, María Conchita Alonso, José Luis Rodríguez, entre otros.

Este apoyo célebre y masivo no dio espacio a la duda y los integrantes del Consejo Directivo, encargado de decidir quién acogerá el homenaje A La Excelencia Musical, dieron su veredicto final el pasado 30 de septiembre. Desde entonces, el planeta entero volcó sus ojos sobre el redentor de la tonada llanera y, evidentemente, sobre sus familiares.

El adios
El 19 de febrero de 2014 el Tío Simón se despidió, pero entre el sonar de la “Vaca Mariposa”, “Caballo Viejo”, “Tonada de luna llena” y tantas composiciones más su canto continúa vigente en el imaginario colectivo por el regocijo de identidad que trasmite.

Complicaciones de salud lo llevaron a retirarse de los escenarios, sin embargo, su esposa Betty de Díaz refiere que su pasión por la música sigue vigente en sus recuerdos y con frecuencia se pasea por la casa cantando “La vaca mariposa”

Según Ilán Chester (cantautor venezolano) "El significado de la vida de Simón va más allá de sus canciones… Simón representa a esa Venezuela orgánica y hermosa que, a través del canto, nos recuerda el llano; representa a esa Venezuela sensible y bella… Es el padre cultural de Venezuela"
Murió a los 85 años de edad, en su casa, tras sufrir por varios años alzheimer, enfermedad que deterioró progresivamente la salud del querido “Caballo Viejo”.

La ausencia del Tío Simón convoca a continuar preservando su obra, sin embargo más allá de la música este hombre se ha convertido en un personaje de la venezolanidad.