Arco Iris: Luz blanca hecha color

El científico Isaac Newton fue el primero en demostrar que la luz blanca, al atravesar una superficie transparente, reflejaba las ondas que la conforman en distintas direcciones y velocidades, produciendo luces monocromáticas o unicolores. Él, sin querer estaba dando a conocer científicamente el fenómeno natural mundialmente llamado Arco Iris.
El Arco Iris es un fenómeno óptico y como tal no se puede tocar. Cuando la luz del sol atraviesa la superficie de una gota, esta desvía el rayo a unos 138 grados de su dirección original; proceso que se conoce como refracción . Luego sigue la reflexión , en la que los colores que conforman la luz se van reflejando en el cielo. Así, miles de gotas trabajan las ondas a distintas velocidades y direcciones, logrando que se vea un arco formado por el rojo, naranja, verde, amarillo, azul, índigo y violeta.

La famosa olla situada al extremo del Arco Iris esperando por algún buscador de brillantes tesoros, hace alusión a la intensidad del color en cada uno de sus lados.

Los colores que se reflejan dependen del tamaño de la gota. Una gota de gran tamaño produce un color intenso, cae más rápido al suelo y por ende se observa más cercana, es decir, que forma parte del final del Arco Iris. Las gotas que son de poco volumen producen colores más claros y en su mayoría son las encargadas en reflejar la cima del espectro.

La forma inicial de la fantasía de colores es circular, las condiciones atmosféricas casi siempre son perfectas para que se forme la esfera, pero el horizonte corta la figura y el campo visual nunca está adaptado al 100%, por ello se puede ver la mitad de esa circunferencia. Para que un Arco Iris se forme, la lluvia debe ser uniforme en su forma y en caída.

Otras Maneras De Como Puede Salir

El ser humano nunca podrá ver el mismo Arco Iris, porque éste como tal no existe, es un reflejo, una imagen que nunca está fija, condición que le permite a cada observador ver una franja distinta. Para ver los sietes colores, el ojo debe estar delante del sol o dándole la espalda, para quedar frente al Arco de colores.

Muchas explicaciones acerca de la formación del Arco Iris no son científicas y provienen de las creencias y leyendas de las comunidades. 

En Argentina algunos dicen que el Arco Iris es el símbolo de amistad más fuerte que existe. Ellos cuentan que siete mariposas unicolores destellaban bellezas cromáticas cuando volaban juntas. Una de ellas se hirió de gravedad con una espina y el deseo de todas fue sacrificar lo necesario para evitar su muerte y así sucedió. El cielo se oscureció y una tormenta arrastró a las mariposas para que luego apareciera un sol brillante y con él un arco con los mismos colores de aquellas mariposas que, por deseo propio, estarán para siempre unidas.

Otros dicen que se trata de un regalo proveniente de Dios para comunicar amor y su misericordia con la humanidad al no destruirla de nuevo con un diluvio de 40 días y noches. Pero, quizá la más conocida e inigualable historia es la del duende y su olla del tesoro que destella, en forma de arco, siete colores a través del cielo.

Legendaria o científicamente, el Arco Iris será la imagen jamás tocada pero siempre vista. Colores que la naturaleza le regala al hombre para que comprenda lo grande y funcional que es.

¿Sabías qué?

La palabra Arco iris proviene de arco de color y se puede escribir de dos maneras. Según el Diccionario de la Real Academia escribir arcoiris es tan válido como Arco Iris , pero la primera opción es recomendada, porque al pronunciarla, las dos palabras suenan como una sola. La escritura en plural es indiscutible, solo existe una forma: los Arcoiris