Dime en qué país comes y te diré cómo hacerlo

Visto En: El Estimulo | Si te gusta viajar por el mundo, eres amante de la comida y te encanta descubrir nuevas costumbres y culturas debes leer esta lista que te asegurará el éxito la próxima vez que tengas un encuentro con tus amigos extranjeros

Puede que tengas alguna idea de cómo comen o cómo son las costumbres en varias partes del mundo, pero siempre es bueno aprender ciertas prácticas que aunque te parecerán extrañas, quizás nunca hubieses imaginado tener que hacerlo, a menos que ya hayas vivido un largo tiempo en ese lugar.

Inglaterra
En este país reina no solo Isabel II sino la educación y se supone que existen miles de etiquetas tanto en la mesa como fuera de ella, por lo que solo nos enfocaremos en los detalles más importantes. Uno de ellos comienza con la sopa, ya que debes tomarla poco a poco y desde el lateral de la cuchara.

Así mismo, los ingleses aunque pueden ser buenos anfitriones, prefieren ir a comer afuera, pero, en caso de que comas en una casa, asegúrate de llevar toda la bebida que vayas a tomar y si puedes algún otro detalle.

Para finalizar, es recomendable no olvidar que ya que te han invitado, debes devolver la invitación.

Chile
Los chilenos son conocidos por ser reservados, tímidos e introvertidos. Puede ser que eso explique la relación tan íntima que tienen con los cubiertos, ya que al parecer, solo comen con ellos. Las manos quedan fuera de la ecuación, incluso si se trata de unas papitas fritas, pizza o nuggets de pollo.

Portugal
Cuando se trata de comer en un restaurante debes dejar propina, así sea al menos el 10% del total de la cuenta.

Así mismo, cuando estés en la mesa, no ordenes sal o pimienta ya que se considera una falta de respeto sazonar la comida, para el chef, ya que podría significar que estas poniendo en duda sus habilidades en la cocina. Y no olvides decir “¡Bom apetite!”

Francia
Francia tiene muchos elementos en la mesa que hay que tomar en cuenta a la hora de la comida. La primera es que no se acostumbra dividir cuentas a menos que hayas acordado previamente con tus compañeros, en especial si son muy conocidos. De lo contrario no lo hagas ya que se considera algo muy poco sofisticado. En cambio, puedes ofrecerte a pagar la cuenta completa o podrías esperar a que alguien más lo haga.

Lo bueno, es que los franceses pueden pasar el pan por el plato cuando queda algo de salsa y así aprovecharlo al máximo, pero cuando lo hagas es mejor que lo cortes en vez de morderlo.

Por otra parte es recomendable que comas con tranquilidad. Para los franceses la comida es un momento especial y calmado y comer apurado podría pasar como una grosería. Respira, toma tu tiempo y goza tu comida.

Por último si vas a comer en casa de alguien, siempre, pero siempre lleva algo, así sea vino, postre o hasta flores y si tienes suficiente presupuesto ¡atrévete con un champán!

Japón
Si te encuentres en la mesa de un japonés, recuerda no lamer, cruzar ni enterrar los palillos en el bol de arroz, ya que, aparte de mala educación, enterrar los palillos es una práctica común en los funerales japoneses. Contrario a muchos países del mundo, los japoneses no acostumbran dejar propina e incluso puede considerarse una ofensa. Cuando pases una comida a otra persona, no lo hagas con los palillos, déjalos en su plato.

Puedes beber de forma directa tu sopa ya que las cucharas, aunque pueden ser usadas, no son tan comunes. Incluso puedes aspirar tu comida (sí, succionarla) ya que es tomado como una muestra de aprecio por la deliciosa comida que preparó el cocinero. Por último y no menos importante, si visitas a alguien en su casa, trata de no tomar sake de más o por lo menos no ser el show de la noche, ya que es descortés y no es un comportamiento usual en Japón, en especial Tokio.

Italia
Si hay un país que ama la comida es Italia y al igual que muchos países debes dejar propina en la cuenta que puede ser desde el 5% hasta el 10% del total de la misma, aunque si crees que el servicio no fue lo suficiente, no estás en la obligación a hacerlo ya que está (en general) incluido en la cuenta.

En general podría considerarse como de mala educación o incluso de ignorantes poner más queso parmesano en tu pasta o pizza y hasta peor si se trata de comida del mar. También es recomendable que acabes tu comida por completo. Dejarlo con restos no es algo que acostumbran hacer los italianos, la vida es una sola ¡disfrútala completa!

India
En este hermoso y súper poblado país debes lavar tus manos antes y después de la comida, ya que en la India el islam es una de las religiones más comunes. Comer con la mano izquierda es considerado poco higiénico porque los musulmanes acostumbran comer con la mano derecha e ir al baño con la izquierda, ¿Qué tal?

Comer muy rápido o demasiado lento es considerado no de mala educación pero sí una falta de paciencia y de cordura.; de hecho, mantener un ritmo medio es importante para la digestión. Una de los elementos más importantes a la hora de presentarse en un evento (como una cena) es la hospitalidad. Así mismo, es común que el anfitrión ofrezca un vaso de agua y debas beberlo en el momento. También es costumbre dejar los zapatos en la entrada y permanecer descalzos adentro de la casa.

China
La formalidad en China es de bien común, por ello, preséntate bien vestido y haz todo lo posible por llegar con puntualidad ya que este es un signo de que tienes respeto por el anfitrión y los acompañantes en la mesa.

Al igual que en Japón, dejar propina no es algo común, de hecho, no incluyen la misma dentro de la cuenta, al parecer no es algo frecuente en esta cultura.

Cuando estés comiendo no explores la comida porque es de muy mala educación. Lo más probable es que no esté bien visto porque escarbar en ella puede parecer como si no fuese de tu agrado consumirla y por ello juegas con ella.

Tampoco es bien visto que comas hasta la última porción de tu comida, así que procura dejar una parte de ella en tu plato para mostrar que estás agradecido con la cantidad de comida que te sirvió el anfitrión porque es suficiente.

En China, ¡eructar está permitido! Ya que significa que estás agradecido con la comida que el cocinero te ha preparado.

México
Ciertas comidas se pueden comer con las manos y los tacos son una de esas, así que, por ningún motivo te atrevas a comer uno de estos con cubiertos.

Cuando asistas a una fiesta mexicana, prepara tu estómago para las cantidades exorbitantes de comida que vas a recibir. Los mexicanos son conocidos por hacer las “comelonas” más grandes y las fiestas más largas. Y siempre recuerda decir ¡buen provecho! Cada vez que te topes con alguien que está comiendo.

Canadá
La diversidad de la cultura canadiense es amplia por lo que llegar a un solo acuerdo de las costumbres puede ser complicado, pero existen ciertas “reglas” que por lo general siempre se deberán cumplir. Tal como sucede en nuestro país, aunque el anfitrión te diga “no mijo no traigas nada de comer” procura llevar algo, solo para no llegar con las manos vacías.

Cuando termine la comida ofrécete en ayudar con lo que puedas, bien sea recoger la mesa o lavar los platos, lo más seguro es que el dueño te diga que no lo hagas, pero no hagas caso y sigue.

Por otra parte, si vas para un restaurante procura dejar el 15% y hasta más del total de la cuenta en propina.

Alemania
La cuestión de la puntualidad en Alemania es crucial, si te dicen que el encuentro es a las 7:00 pm, asegúrate de llegar a la hora (y hasta 5 minutos antes para estar seguro de estar a tiempo) de hecho, 15 minutos ya es bastante maleducado y se considera una falta de respeto y desconsiderado.

Cuando vayas de visita trata de llevar alcohol (pero que no sea cerveza) es decir, demuestra que tomaste tu tiempo en escoger un buen vino.

Grecia
Cuando vayas de visita a una casa en Grecia procura no llegar con las manos vacías. Así que compra alcohol, postre o una que otra planta (como flores, por ejemplo) ya que éstas siempre son bienvenidas. Llegar tarde puede ser de lo más normal, por lo que esperar a que lleguen todos los invitados para empezar a comer puede resultar exhaustivo.

Brasil
Como muchos países de Latinoamérica, llegar puntual no es un asunto delicado. Lo que sí es complicado es llegar a la hora oportuna. Si te dicen que la comida empieza a las 7:00 pm puedes llegar casi una hora después y, a menos que el anfitrión lo diga explícitamente, llegar puntual no es cosa de los brasileños, ya que no se considera una ofensa. Por el contrario, si llegas a la hora podrías conseguir al dueño de la casa “friendo tequeños”.

Los brasileños son muy amistosos y “confianzudos” por lo que puedes permanecer mientras dure el encuentro como si estuvieras en tu casa, entonces puedes ir a servir tu propio trago e ir a la nevera sin tener que pedírselo al anfitrión.

Argentina
Los argentinos son bastante realistas. La verdad es que puedes ir con las manos vacías o llegar con algo (siempre y cuando los acompañantes sean de suficiente confianza) pero lo más importante es el momento en que se toma el mate, la ronda para compartirlo es súper valiosa por lo que aceptar beberlo directamente de la “bombilla” no solo es un acto de aceptación sino de agradecimiento por participar en el mismo círculo.

Si te ofrecen y dices “gracias” lo toman como un “no gracias, no quiero” así que simplemente di que sí y disfrútalo.